jueves, 15 de septiembre de 2011

MITO



El amor de Eros y Psique


    En una ciudad de Grecia había un rey y una reina que tenían tres hijas. Las dos primeras eran hermosas, pero la tercera llamada Psique era tan pero tan bella que la comparaban con la diosa Venus, ésta herida en su orgullo, encargó a su hijo Eros: “Haz que Psique se inflame de amor por el más horrendo de los monstruos”.
Pero Eros se enamora de ella, la adormece y se la lleva a un palacio en donde encontrará todas las comodidades, pero tiene una única prohibición  y es de verlo.
Ella, después de un  tiempo queda embarazada y sus hermanas le dicen que lo espíe porque seguramente está viviendo con un monstruo, ella lo hace y ve al mas bello de los dioses, él se da cuenta y por no cumplir con la promesa Eros le dice abandonándola: “Que te amé, tu lo sabes. Ahora el castigo a tu traición será perderme”. Y dicho esto se fue. Psique quedó desolada y se dedicó a vagar por el mundo buscando recuperar, inútilmente, el favor de los dioses: la cólera de Venus la perseguía y la encerró con sus sirvientas Soledad y Tristeza. Pero por el gran amor que sentía por ella, Eros acude para que la salve Zeus, este la lleva al cielo y la convierte en inmortal.

Significado del mito:


    Los griegos en la antigüedad creían que cuando el alma abandona al cuerpo después de la muerte, para poder elevarse, se convertía en mariposa nocturna, por otra parte Psique en griego significaba mariposa.
    Nuestra psiquis por lo tanto además de ser inmortal tiene la capacidad de superar la soledad y la tristeza mediante el amor, que todo lo puede y por lo tanto lo supera. La palabra héroe también proviene del griego del dios Eros, con lo cual cuando estamos psicológicamente firmes en nuestras convicciones y además amamos nuestra causa podemos llegar a ofrendar nuestras vidas en un acto supremo de amor, y nos convertimos en inmortales, puesto que estaremos vivos en la mente colectiva de nuestro pueblo.

(Fuente: Fuertes, Rodolfo “Estrategia Psicosocial” Ed. Centro Ficch. Bs As 2005)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada